Una niñera (Olivia DeJonge, The Visit 2015) tiene que defender a un pibe (Levi Miller, Pan 2015) de un grupo de intrusos que acechan la casa, pero con le transcurso del tiempo descubre algo que no se esperaba.

Película que parece una más del montón pero que a la media hora gira bruscamente y le da un tono más interesante. Mezcla mucho de otros slasher pero le da cierto toque de humor negro que te va a mantener pegado a la pantalla.

Tampoco digo que es una obra de arte, ni lo mejor en los últimos años del género, pero se destaca no solo por sus correctas actuaciones sino por el giro en la trama, el cuál no puedo entrar en detalle porque es el chiste de la cinta.

Hubiera estado mejor un poco más de gore y la frutilla del postre tendría que ser su final que no fue original. Bastante bien por éste nuevo director, Chris Peckover, que no lo juna ni su madre.

Compartir Articulo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+