Típica peli sobre un tipo común y corriente al que le revientan a tiros la familia y sale a buscar justicia a mano propia. Plot gastado y estúpido dentro de un tema serio.

Un Bruce Willis acabado, que por más le pongan CGI en la jeta o 50 kilos de maquillaje, te das cuenta que está decrépito, que bien podría retirarse del cine, porque actuando es de terror, con lo cuál si se sale de éste género tampoco va aportar en nada. Hay una escena que disfruté, en la que habla con su hermano (Vincent D’Onofrio) y quiere ser dramático, me cagué de risa de tan ridícula, supongo que es lo más positivo que le encontré a ésta porquería.

Es un remake de un film del 74 con Charles Bronson, en la que, si bien no es un peliculón pero que se transformó en culto, y nada que ver a ésta cagada dirigida por Eli Roth (Hostel, Knock Knock)

Ridícula por dónde se la mire, desde sus protagonistas hasta a sus inservibles, olvidables y mal desarrollados villanos. Obviamente busca generar polémica con un tema tan candente en USA sobre la portación de armas y que en realidad te van a dar ganas de hacer justicia a mano propia matando a todos los involucrados en la peli.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit