Película indie de terror, y una de las sorpresitas del año. De no ser por su pedorro final hubiera estado entre las mejores.

Un escéptico profesor se embarca en un viaje hacia lo terrorífico tras encontrarse un archivo con detalles de tres casos inexplicables de apariciones.

Los directores de algunos cortos de V/H/S y The ABCs of Death suben un par de escalones con ésta cinta. Tres historias turbias que se entrelazan pero que fallan llegando a su descelance. Está repleta de referencias al más allá, y algún que otro susto bien ejecutado, pero que tampoco abusa de la técnica screamer.

Las actuaciones normalitas, tenemos una cara muy conocida como la de Martin Freeman que como digo siempre, hace de él en todas las películas.

Podría haber sido mucho mejor, más de lo que prometía, pero vale la pena darle una oportunidad.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit