Por mucho que fuera la meca del automóvil o una de las ciudades con mayo índice de crímenes de todo Estados Unidos, hay toda una generación de espectadores que si conoce por algo Detroit es por ser la ciudad por la que patrulla RoboCop desde su fulgurante aparición en la película de 1987 que dirigió Paul Verhoeven sobre un (alucinante) guion de Ed Neumeier y Michael Minner.

En 2011, hace ahora 7 años, una campaña de crowdfunding buscó reconocer la figura del robot-policía después de que el alcalde de la ciudad preguntara a los ciudadanos qué harían para aumentar la fama de la ciudad. La campaña lanzada a través de Kickstarter consiguió levantar una enorme figura del personaje, creada a partir de los moldes del traje original y que medía más de tres metros. Sin embargo, hasta hoy, el descomunal RoboCop no había encontrado un lugar para poder exhibirse.

Finalmente, tal y como ha anunciado la organización a los mecenas del proyecto, la estatua será colocada a lo largo de los próximos meses en la entrada del Michigan Science Center, el museo de ciencia de la ciudad.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit