El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein se declaró este martes no culpable de dos delitos de violación y un tercer delito de agresión sexual en un tribunal de Manhattan.

El productor de 66 años, catalizador del movimiento #MeToo y acusado en el ámbito penal de violar a una joven en 2013 y de obligar a otra a practicarle sexo oral en 2004, ha sido denunciado por acoso, agresión sexual o violación por más de un centenar de mujeres. Si es declarado culpable podría ser condenado a hasta 25 años de cárcel.

Esta la segunda vez que Weinstein se presenta ante la Justicia ya que la primera fue mayo, luego de entregarse en una comisaria de policía en el barrio de Tribeca.

El productor llegó al tribunal acompañado por su abogado a penas cinco minutos antes de la hora fijada para la vista. No hizo ningún comentario al entrar ni al salir, en un trámite que duró media hora. La próxima audiencia está prevista para el 20 de septiembre.

En el documento judicial, Thompson recuerda que había acudido a la oficina de Weinstein en Manhattan para hacerle una oferta de su compañía de marketing y que grabó dicho encuentro. Agrega que explicaba al productor los servicios que ofrecía cuando este comenzó a acariciar su pierna y movió su mano bajo su vestido y aunque ella sintió “pánico” continuó con su explicación porque creía que si lo ignoraba él se detendría. El productor le pidió que se encontraran en la tarde de ese día para concretar el negocio y le citó para tomarse un trago en el hotel Tribeca.
Al llegar al lugar, Weinstein le invitó a su habitación, donde asegura que usó su fuerza primero para acariciarle y posteriormente violarla. La mujer sostiene que luchó contra Weisntein pero no pudo sacar la fuerza y que al final “cerró sus ojos, traumatizada, orando porque la agresión finalizara”, indica la demanda.
La acción judicial está presentada también por las actrices Caitlin Dulany, quien asegura el famoso productor le practicó sexo oral sin su consentimiento en 1996, y por Larissa Gomes, que lo acusa de intentar besarla, en un incidente que alega ocurrió en el 2010 en Toronto.Gomes argumenta que Weinstein intentó que ella le diera un masaje y que le pidió que le mostrara sus senos.
Compartir Articulo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+