El cineasta ha eliminado cerca de 20.000 tuits de su cuenta: según el canal de rumores John Talks Star Wars, el perfil del cineasta ha pasado de mostrar un historial con 22.300 mensajes a quedarse con unos escuetos 1.012.

¿A qué puede deberse esta purga? No tenemos ni idea, pero, antes de formular teorías conspirativas, mejor quedarse con la explicación más básica. Como sabemos, los chistes de mal gusto que le costaron a Gunn su despido (y sobre los que el director ya se había disculpado en 2012) fueron desenterrados por Mike Cernovich, un propagandista de ultraderecha, en represalia por las críticas del cineasta a Donald Trump. 

Y eso puede ser un poderoso motivo para que el crapero de Rian Johnson se cubra las espaldas: el director siempre ha mostrado una postura política muy de izquierdas, y el rechazo de parte del fandom de Star Wars a su película atrajo, no solo a cinéfilos con protestas más o menos razonadas, sino también a miembros de la llamada ‘alt-right’ deseando dar la campanada. Además, Gunn le mostró su apoyo ante la avalancha de insultos, señalando que los fans de la saga que arremetían contra el director necesitaban “ir a terapia”. 

Por lo demás, que nadie acuda a la cuenta de Johnson en busca de declaraciones polémicas o salidas de tiesto. En los últimos días, el cineasta se ha dedicado a hablar de béisbol, de la Comic-Con 2018 (incluyendo un certamen de cosplay en honor a Kelly Marie Tran Rose Tico) y de otros temas sin mucha trascendencia.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit