Cine argentino serie B que me recomendó el amigo Lucio y sale reseña como trompada de gorila.

Una madre y su hijo viajan en auto durante la noche y tienen un accidente, y al tercer día, la encuentran a ella vagando sola, sin recordar lo que pasó. Lo que sí sabe es que se le perdió el pendejo y comienza a buscarlo junto a un médico que arriesga su vida a cada rato porque la conoció a los 5 minutos, y un policía totalmente inepto.

El guión es prácticamente nulo, una ensalada de acciones sin sentido y una manga de personajes planos con poco desarrollo, salvo el de Gerardo Romano, que se le puede sacar algo de jugo, pero todos los demás son una mierda, incluso hay personajes que desaparecen de la cinta de un momento a otro.

Pero lo mejor está que en medio de todo el divague aburrido y sin sentido, 15 minutos antes de terminar, te saltan con un plot twist de vampíros que nada tenia que ver con la peli y que tampoco te cuentan de dónde salió el nosferatu ese que usa una máscara comprada en un local de Once, o sea… por favor, que alguien me devuelva los 30 pesos que gasté en alquilar ésta mierda en cine.ar