No le daba dos mangos, pero por momentos superó mis espectativas. Acompaña un buen elenco, con actuaciones correctas, sobre todo en el protagonista, Robert Sheehan (Geostorm, Mute) y el malo de la peli, David Tennant (Doctor Who, Fright Night)

Empieza bien, una premisa entre ladrón y psicópata, pero a medida que se va desarrollando cae en la boludez. Ya el final es cualquiera, creo que con más pasión podría haber sido un buen thriller. Pero tampoco podés esperar mucho de un director como la cagada de ‘Geostorm‘, Dean Devlin.

No es malísima, pero tampoco buena, es fumable y en escenas te hace pasar un buen rato; por lo menos entretiene. Se basaron más en desarrollar al bueno y se olvidaron un poco del malo, que al final de cuentas es lo que más garpa.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit