De trailer engañoso, buenas críticas, pero de Netflix, y encima tiene más de relato romántico que de terror, funciona más como un cuento trágico con tintes flasheros. Y para peor, es obvia desde el inicio.

Es una peli que tiene mucho de costumbres y cultura hindú, con lo cuál, en parte no se va a entender mucho, pero lo que más me emboló es que la venden como terror y no tiene nada de eso. Se va poniendo buena en los últimos veinte minutos cuando por fin te revelan algo que sabés apenas empezar.

El primer y segundo acto es un poco confuso, a propósito supongo, con diferentes flashbacks, y una historia muy aburrida, pero hay una escena clave de violenta y machirula que vale la pena ver, todo lo demás es un divage y se convierte en la típica película india de Netflix.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit