Un fantasma, entendido no como icono de terror de género, sino como alma sin cuerpo, cuyo apego terrenal le impide alcanzar el mundo superior.

Protagonizada por Casey Affleck, y Ronney Mara, dirigida por David Lowery (Pete’s Dragon) nos sitúa en un drama sobrenatural que tiene una inmersión total de soledad, y angustia. “A Ghost Story” es una pieza sencill  y bella sobre la idea de una vida más allá de la muerte.

Se pasea en el universo místico de lo espiritual y su interacción con lo terrenal, pasando por diferentes épocas, en la que a través de una imagen fantasmagórica conocida (la típica sábana con agujeritos en los ojos) cada quien puede entender desde su perspectiva el enigma de la muerte.

Una de las mejores escenas, cuando se encuentra con el fantasma de en enfrente:

  • I’m waiting for someone.
  • Who?
  • I don’t remember anymore.

Un claro ejemplo del simbolismo que contiene la peli.

Una historia de fantasmas distinta, fresca. Te deja reflexionando si realmente sería así la muerte, sumergido en un pozo que puede llegar a ser desesperante salir.  Ese miedo a olvidar y a ser olvidado. La única manera de trascender es ser recordado. Morir es caer en el olvido.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit