Admito que Annabelle: Creation me sorprendió para bien, y me gustó, aparte era del director David F. Sandberg (Lights Out, Shazam!) que no es ningún boludo. Pero ésta tercera entrega ya olía a crap, dirigida por un don nadie, algún amigo de James Wan, seguramente.

Y si, es crap, aburrida como la mierda, una peli de más que no aporta nada. Un guión muy flojo y el verdadero terror de la peli es su ritmo.

Pero se pueden destacar un par de cosas. La fotografía, esa casa lúgrube, esos oscuros zarpados, la escena en la que levemente se ve al barquero de la muerte, me pareció lo mejor. La ambientación setentosa está bien lograda, se siente como algo viejo, y el inicio con los Warren, en el auto, frente al cementerio con la neblina, también garpa.

Todo lo demás, es una verga. Lo peor, es que me la fumé en el cine.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit