William Dafoe hace de Van Gogh y se gana estar nominado Oscar como mejor actor, también ayuda mucho su compañero, Oscar Isaac que casi se pone a su nivel.

El biopic nos remonta a Francia de 1886, donde Van Gogh vivió un tiempo conociendo a miembros de la vanguardia incluyendo a Paul Gauguin (Oscar Isaac). Es una época en la que pintó algunas de las obras maestras que son reconocibles en todo el mundo hoy en día

Pero vamos a ser sinceros, la peli es un embole, es como que nunca arranca. Tiene sus momentos, claro, sobre todo en diferentes escenas y diálogos en la que Dafoe se sale, pero después no hay mucho más.

Para los seguidores del pintor, supongo les va a llegar más, para mí no fue la gran cosa, y de hecho la dirección tiene altibajos, a veces es como que no se sabe qué quiere mostrar.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit