Jay Roch, director de Trumbo 2015, nos trae otra historia real sobre la caída de del capo de uno de los imperios mediáticos más poderosos y controvertidos de las últimas décadas, Fox News. Un grupo de minas denuncia por acoso sexual al magnáte del canal: Roger Ailes.

Sin lugar a dudas, lo que más garpa de la peli es el maquillaje, la transformación de Charlize Theron a Megyn Kelly es impresionante, y tampoco se queda atrás la de John Lithgow como Roguer Ailes.

Otra cosa pulenta es la actuación de Theron, que con éste papel es alta candidata a ganar su segundo Oscar, y en un escalón más abajo tenemos a Kidman y Robbie, y siendo ésta ultima también nominada. De hecho, las intepretaciones de todos están bastante bien.

Aunque no todo brilla en el film, el guión es bastante simplón de la forma en que se cuenta, y toca un tema que nos tiene hasta en la sopa e inflada las bolas: abusos de poder a nivel sexual, y la mujer que se revela y denuncia todo lo que ve, haciendo una modesta publicidad al #MeToo

Sin embargo, es entretenida, se deja llevar, y tiene alguna que otra escena interesante. Lo mejor de todo es Charlize Theron.