Aclaro de entrada que a esa minoría crapera que le gustó la primer parte, es muy probable que ésta secuela guste.

Algunos entendidos en el tema dirán que si bien repite en la dirección William Brent Bell es un tono distinto, y con algún que otro plot twist no tan poderoso como su predecesora, pero a mí no me joden, es la misma mierda o peor. Empezando por los personajes principales, con una Katie Holmes crapeando como una campeona, con ese cero carimas que la caracteriza, y hasta pareciera que no tiene ganas de actuar en la peli, le deben haber pagado sus buenos mangos para aparecer ahí.

Obvio, como peli de terror pedorra, está llena de jump scares para tratar de sostener a la gente en el cine, y que salte sobre la butaca, si, porque esta porquería fue a cines, y creo que en algunos lugares la siguen pasando… y después uno se pregunta por qué Sonic es taquillera, si está rodeada de crap horrible.

Terribles los personajes secundarios, la narrativa, el guión, el muñeco pedorro que no asusta a nadie, ni tampoco da gracia de tan malo. Unos diálogos estúpidos que rozan el cine clase B y una falta de personalidad alarmante.

A quién mierda se le ocurrió hacer una segunda parte de esto, y peor aún, por qué la vi?

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit