HBO la vuelve a meter en el ángulo y te clava una miniserie sobre los eventos del desastre de Chernobyl de 1986 con una precisión histórica magistral, una puesta en escena soberbia, y unas actuaciones de salón.

Lo más increíble es que un crapero como Craig Mazin haya sido el creador de semejante arte, anteriormente fue el responsable de los guiones de las peores pelis de Scary Movie, la 3 y la 4. The Hangover 2 y 3, y dirigió la desastroza Superhero Movie.

Los detalles de la serie son infernalmente geniales, desde el vestuario, la recreación de Pryp’yat’, y el festín de sufrimiento, pánico, suspenso, y tensión, van a hacer que sientas un sabor a metal en la jeta.

Más allá de los detalles, es una obra que muestra lo infame que puede llegar a ser la humanidad, sus secretos, su afan por no quedar como el culo, y toda una logia de querer ocultar un terrible error que casi le cuesta la extinción al ser humano, dicho así, fue de esa manera, que mientras nosotros en el año 86 estabamos pendientes del mundial y el planeta se estaba por ir al carajo por culpa de unos inútiles egocéntricos.

Las interpretaciones de Emily Watson, Stellan Skarsgard y Jared Harris son de nominación a todo premio. Se ponen en la piel de personajes históricos reales, sacando a Watson, que es la representación de un grupo de científicos, porque cabe de destacar, que por los tiempos que está corriendo nuestra sociedad, necesitaban poner una presencia femenina.

Mención también a Johan Renck. director de los capítulos, que aborda la composición de las imagenes de manera brillante, haciéndote entrar dentro de la pantalla. Un tipo experimentado que ha dirigido episodios de Breaking Bad, Vikings, y The Walking Dead, entre otros trabajos.

Excelente serie con alto grado de valor histórico, y por más que se conozcan los hechos casi de memoria, es digna de ver y dejarse llevar.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit