Cine postapocalíptico made in Netflix, en la que apenas ver el título, trailer, o primeros cinco minutos te das cuenta de que es una ultra cagada. La cantidad de actores que se han metido en el barro en ésta película es épica, desde Sandra Bullock que viene crapeando como una campeona, hasta John Malkovich, lo mejorcito de la peli.

Lo más gracioso fue Sarah Paulson, que tiene en pantalla dos minutos como mucho, se dio cuenta de que no se quería prender fuego con semejante paparrucha que mezcla la espectacular ‘A Quiet Place‘ con… ‘The Happening‘, de Shylamayan… de verdad tenés que copiar una película del vende humo de Shyamalan, tenés que estar muy mal, o ser Netflix.

La película coge aspectos también, como no, de ‘Dawn of the Dead (1978)’, donde un grupo de personas se encierra para sobrevivir. A decir verdad, es una ensalada de películas que se llevan a cabo de manera lamentable, con unas actuaciones patéticas, incluso de Bullock, que cada vez tiene más CGI en la cara.

Cero originalidad, un robo por todos lados, y una productora como Netflix que anuncia sus películas como si fueran a ganar 20 Oscars, y un grupo de pelotudos le festeja pensando que acaban de ver arte, misma gente que ve una película cada dos meses y seguro es de super héroes.

Un embole la última hora, con toda esa historia de trasfondo de la protagonista y el negro de turno, la clicheada constante, y un final super predecible que te lo veías venir a los diez minutos de empezar el film.

Lo que le pasa a los protagonistas cuando miran a esas entidades, es lo mismo que me pasa a mí cuando veo una producción de Netflix.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit