Historia policíaca con toques de comedia diriga por el legendario Spike Lee (Malcolm X, Do the Right Thing, Inside Man)

A principios de los años setenta, una época de gran agitación social con la encarnizada lucha por los derechos civiles como telón de fondo, Ron Stallworth se convierte en el primer agente negro del departamento de policía de Colorado Springs. Envuelta en un ambiente de racismo, eecide seguir adelante y hacer algo por su comunidad llevando a cabo la misión de infiltrarse en el Ku Klux Klan.

Dicho esto, y sabiendo que es otra nominada a las mejores películas del año por la Academia, me atrevo a decir que es otra que no se merece estar en el listado. Ni mucho menos la nominación a Adam Driver que es uno más del montón en la peli, no digo que haga mal laburo, pero está de igual altura que sus compañeros John David Washington y Topher Grace.

El film empieza bien pero de a poco va en caída, a tal punto que perdí el interés. Debo reconocer que la ambientación setentosa se siente y está muy bien realizada, es lo mínimo que se puede pedir de Spike Lee, pero no me convence el guión, ni lo que quiere contar. Eso sí, el mensaje político y social está bien logrado y se siente durante sus dos horas y pico de duración.

Lo mejor todo son las conversaciónes telefónicas entre el protagonista de turno y el líder del KKKlan. Todo lo demás es un terrible meh, pero un meh bien hecho.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit