Película de Suiza sobre adolescencetes que viven en una nube de pedos y que una de sus protagonistas comienza a comportarse de manera extraña y ‘oh qué original’ resulta ser una criatura.

Mia, una pendeja de 15 años, se traslada con sus padres a Zurich. Durante mucho tiempo se ha sentido alejada de sus progenitores, y cuando les pregunta si ha sido adoptada, su madre se ofende pero no responde. Mientras Mia se sumerge en un comportamiento rebelde como adolescente, su cuerpo comienza a sufrir extraños cambios. En su desesperación, intenta evadirse con sexo y drogas, con la esperanza de detener el torbellino que la abruma.

De éste tipo de pelis hay varias y mejores, una de ellas es Spring de Justin Benson y Aaron Moorhead que recomiend fuerte.

En resumen, es una película super obvia desde apenas comenzar, otra que no aporta nada al género fantástico y que quiere tener un plot twist que está más que gastado. las actuaciones de las pendejas son insoportables y el efecto de dos mangos del final es tremendo.

Aunque la metáfora de la peli es evidente, y la narrativa no está nada mal, no deja de ser una paparruchada.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit