Noomi Rapace sigue boludeando con Netflix y ahora vuelve a hacer de pistolera (ya lo hizo con ‘Unlocked‘, aunque no es de Netflix) la cual es guardaespaldas de una pendeja insoportable y como debe ser en éste tipo de pelis craperas, todo sale mal y Rapace tiene que dar lo mejor de sí para salvarle la vida y salvarse ella.

Es un thriller muy clichero que no aporta nada al género a tal punto que aburre. Todos los personajes son planos y de desarrollo nulo. Es la típica calidad que nos puede ofrecer una producción como la de Netflix, sosa, tonta y con cero carisma.

No se destaca en absolutamente nada, ni siquiera en las escenas de acción, que debería ser su fuerte. Su directora, Vicky Jewson, tiene en su haber un par de pelis que son muy funestas, fracasos totales, y acá sigue manteniendo esa línea.

No hay mucho más para agregar de éste fiasco; solo si bancás a Noomi la podés ver (es mi caso) o si estás muy al pedo, o simplemente porque todavía crees que Netflix puede producir algo de calidad.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit