En ésta peli argentina tenés una mezcla de todos los clichés del terror, la lucha entre el bien el mal, el exorcismo, los rituales, la posesión, y demás paparruchadas ya vistas mil veces.

Nos sitúa en la piel de una novicia que forma parte de un ritual chamán, y que junto a otros personajes, la hermana y unos amigos, desatan el caos crapero.

Lo peor de todo son las actuaciones, no zafa ninguno, después de los 20 minutos ya ni causa gracia, querés que mueran ya. Cualquiera de nosotros actúa mejor, es increíble la falta de profesionalismo por parte del grupo que se encargó de armar el cast.

No hay mucho más que contar, es de esas pelis dignas que compra Netflix para su catálogo. Si hay algo bueno para marcarle, es que por lo menos alguna que otra puesta en escena tiene buena fotografía y está bien lograda.

Supuestamente ésta peli es la primera de una trilogía, que dudo se complete.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit