Olga Kurylenko es una psicóloga que asignan al caso del asesinato de un tipo que aparentemente fue estrangulado por su jermu mientras dormía. Mientras Olga investiga el caso, se topa con un antiguo demonio (que es igual a Samara Morgan de ‘The Ring‘) que mata a las personas mientras duermen y ella comienza a experimentar los mismos síntomas petrificantes que todas las víctimas anteriores.

Originalidad cero, poco convencional, cliché constante, y aparte la historia es un embole, terror poco y nada; es un copia y pega de películas como Ringu y Grudge, entre otras.

Los personajes tienen un desarrollo nulo y quieren explicar científicamente al espíturitu cosa que se queda en el caminio y resulta estar al pedo dentro del pobre guión. El final es predecible y la pérdida de tiempo en ver ésta película es intensa.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit