Esto comenzó siendo de Peter Jackson, de hecho está escrita por Philippa Boyens y Fran Walsh, que compraron los derechos de los libros de Phillip Reeve para adaptarlos a la gran pantalla. El problema es que tuvieron que rajar todos a terminar la trilogía de El Hobbit que había dejado a medias el señorito Guillermo del Toro. Por esto es que cambiaron la dirección de Jackson al de un desconocido y amigo de la familia: Christian Rivers.

Si ves la peli te das cuenta que todo es Made in Jackson, de hecho, no jodamos, la filmó él al 90%. El gordo zafó porque el fracaso comercial y crítico de ésta peli se lo llevó Rivers, pero por dentro sabemos que ésta mierda es Peter.

Si pensaban hacer más películas desde ya que la cagaron y va a quedar en el olvido. El problema fue, la falta de promoción, el desinterés de la gente, la fecha en la que se estrenó, y lo boluda que es la trama, además de que llega tarde, porque la moda de pelis sobre adolescentes rebeldes y que quieren salvar al mundo, ya pasó.

Y si te ponés a pensar, ciudades que se mueven sobre ruedas y que son independientes entre sí, y están en guerra porque… no sé, ya me olvidé… suena muy turbio. La trama es un embole, de hecho en un momento me distraje en cualquiera y la dejé de ver, luego la retomé y se me hizo muy pesada.

Por ahí me hizo acordar a Cyberpunk 2077 y Matrix, de hecho esos efectos característicos de WingNut Films (la productor de Jackson) me hizo acordar mucho a la poronga que fue la trilogía del Hobbit, parece todo muy irrealista, es increíble, pero ojalá que el gordo le afloje a la pantalla verde. No digo que estén mal los efectos, pero se nota todo muy… demasiado perfectito.

Volvé a lo de antes Peter, a los films bizarros de clase B, dejá de hacer mierdas.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit