Durante el finde me mandé al muere con Netflix y me fumé cinco al hilo, IO, Velvet Buzzsaw, Close, The Christmas Chronicles, y la que voy a estar comentando ahora, Polar. Imagínense cómo quedó mi cerebro de tanto crap. Es así que durante la semana voy a estar largando mi veneno con éstas pelis; ni hablar que terminé la temporada de Titans, la semana que viene voy a escribir sobre esa lamentable serie.

Vamos a lo nuestro, adaptación de la novela gráfica de Victor Santos, protagonizada por Mads Mikkelsen que se prende fuego en un vulgar, idiota y sin sentido festín de tiros y explosiones que no llevan a ningún lado más que a lo ridículo.

Es como el clon mal hecho de ‘John Wick‘, o ‘Jack Reacher‘. No conformes con enterrar a Mikkelsen, también tenemos a Katheryn Winnick en un papel lamentable y para el olvido. Es que ninguno de los dos estaba para una peli así. Muy mal el casting, la dirección, el guión, los efectos. Es que es un desastre en todas las reglas.

Supongo fue otro lavado de guita por parte de una productora de mierda como Netflix. Y después ves Roma, o Private Life y no podés creer la diferencia de calidad entre semejantes mierdas. Ponéte las pilas Netflix.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit