Le tenía fe a ésta peli, de hecho pensé que sería un golazo, calidad tiene, a nivel actoral le sobra, pero no está a la altura que me esperaba, como para estar nominada a mejor película del año en los Oscars.

Las interpretaciones están increíbles y ese es el fuerte del film, todos están muy bien, desde Amy Adams, Rockwell, Carell, y los secundarios. Pero obviamente, el que brilla es Christian Bale.

El problema es el tono con el que está narrada, claro, viniendo de un tipo que hace comedias en su mayor parte del tiempo como Adam McKay, sinceramente pensé que iba a estar al nivel de ‘The Big Short‘, pero ni a palos.

Le faltó profundidad, el chiste se cuenta solo y embarra la biografía de un tipo que fue un verdadero hijo de mil puta pero a la vez una persona que iba al frente y cumplía sus objetivos como sea, a tal punto de cambiar la historia de la vicepresidencia de un país.

De todas maneras, cumple en entretener, no se hace pesada, y algo de Dick Cheney te va a quedar, el mensaje que querían de que, los invisibles son los que mueven el mundo, se da muy bien.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit