Narra una serie de reencuentros en la vida de un director de cine (Antonio Banderas) que a través de flashbacks vemos cómo ese nene, junto a su madre (Penélope Cruz) forja su futuro de cineasta y maricón.

Dolor y Gloria habla de manera muy aburrida de mariconeadas, amores pasados, vejez, y un sin fin de banalidades.

No es la primera vez que con una peli de Pedro Almodóvar me cago de embole, aunque en rasgos generales así es su cine, es un tipo que para mí, tiene sus altibajos, y acá estamos ante una de sus peroes pelis, plana, mal contada, y una historia sin interés.

Tampoco entiendo cómo está nominado como mejor actor Antonio Banderas, porque es un terrible meh, deberia haber estado ahí Willem Dafoe (The Ligthhouse)

Tediosa entrega del director español que no se la recomendaría ni a mi peor enemigo. Es la típica peli la cuál no tenés que hacerle caso a la crítica profesional, tiene unos puntajes como si fuera lo mejor de 2019.

Como nominada a mejor peli extranjera no tiene nada que hacer al lado de Gisaengchung (Parasite)