Paul Verhoeven, el director de clásicos como Robocop, Total Recall, Basic instinct, y Starship Troopers, nos trae una película repleta de buenas críticas y con altos puntajes. Nominada a dos Golden Globes: “Elle“.

Michèle, protagonizada por una actuación implacable de Isabelle Hupert, es una exitosa ejecutiva de una empresa de videojuegos. Que para detalle de los viciosos, trabaja en Cyanide, y están desarrollando el juego Styx para vendersela a Activision. La mina busca venganza tras ser asaltada de forma violenta en su propia casa por un intruso.

Ahora bien, es un drama de cine francés pero con tono psicópata y morboso. Los personajes son bastantes cínicos, donde todo en apariencia es perfecto y llevan una vida realmente envidiable, hasta que se escarba un poco y todos son seres frustrados, rotos, algunos de forma irreparable, otros que si podrán aspirar a recomponerse.

Lúcida, inteligente, salvaje, divertida, Verhoeven nos ofrece otra gran película, y creo que la mejor en su carrera. El guión no deja cabos sueltos y dosifica la intriga con la suficiente habilidad como para mantenerte alerta y los personajes resultan sólidos y creíbles. 

Una película bien mala leche, con una protagonista de puta madre.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit