Se conoce también como Retrato de un asesino, o Extremadamente cruel, malvado y perverso. Todos los nombres una mierda al igual que la peli.

Un vistazo a Ted Bundy, made in Netflix, por supuesto como buena crapera. Crónica de sus crímenes desde la perspectiva de su amiga Elizabeth Kloepfer, quien durante años se negó a creer la verdad sobre su amigo. El problema es que no muestran los realmente interesante del tipo, y que se perdieron una oporunidad de hacer un thriller de puta madre. Te muestran al Bundy buenudo, al supuestamente inocente, encantador, y carismático personaje.

Todo lo cruel, lo malo, lo que uno quiere ver en éste tipo de películas sobre asesinos en serie, brilla por su asencia, y la convierte en un embole descomunal. Todo el peso decae en la olvidable actuación de Zac Efron, que ni siquiera su cara de boludo sirve de algo.

En resumen, no profundiza en nada, cae en un guión pedorro, y convierte en mediocridad algo que hubiera sido un thriller ameno, pero claro… estamos hablando de Netflix.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit