En un principio, cuando estaba viendo la peli, no entendí lo injusta que fue la crítica y el público crapero… de todas maneras, la gente cabeza de termo le dio malas notas porque ya no está Ron Perlman.

El Hellboy intepretado por David Harbour (Stranger Things) no tiene el carisma de Perlman, es verdad, pero creo se ha esforzado al máximo para llevar esa pesada mochila, no alcanzó, es evidente, pero es que tampoco fue un mal Hellboy.

El problema principal de la peli, es… y lo voy a sacar a Harbour, todo lo demás, desde el guión hasta la dirección de Neil Marshall (The Descent, Doomsday) A partir de los 20 minutos se va todo al pingo. Se nota mucho que ha pasado por varios guionistas y los quilombos de la pre producción se ven.

La edición es fatal, son escenas en las que corren de un lado a otro, cortan, aparecen en otro escenario, y así. La trama es plana, boluda y sin sentido. Y el CGI es patético, ni hablar de que hay personajes de más, que no aportan en nada, si los sacás, no pasa nada, el caso del mago Merlin, o del tipo que se convierte en gato…

Se vuelve todo caótico, la villana de turno, Milla Jovovich, es un personaje de mierda, y acá también se extrañan a los malos de las pelis anteriores. Tampoco es que considero a las Hellboy de Del Toro obras de arte, pero para la época en la que pasaron, y el contexto, ofreció algo muchísimo mejor que ésta porquería.

La escena que tengo que salvar es la que aparece Baba Yaga, creo que fue lo único pulenta de la peli, y además el gore, es bien violenta y gráfica. Todo lo demás es un despropósito, todo muy insulso y aburrido. Tiene dos escenas post créditos, que creo van a quedar ahí, porque si te animás a hacer una segunda parte de esto… bueno, van a hacer una secuela de Venom… eso es tener huevos, así que me puedo esperar cualquier cosa.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit