En el futuro se desarrolla un experimento en el que un grupo de reos condenados a muerte son lanzados al espacio para reinsertarse. O al menos esa es la versión oficial, pues los condenados no son conscientes que nunca jamás volverán a la Tierra. High life mezcla temas sociales y políticos.

Cine experimental como le gusta a Robert Pattinson, dirigida por la francesa Claire Dennis. Un film que se ha llevado buenas críticas, a mí en lo particular, me resultó un tremendo embole, lenta como la mierda, con problemas de ritmo y un ensayo fílmico fallido.

La puesta en escena no está mal, la actrix Juliette Binoche y Pattinson hacen un buen laburo pero queda ahí. La han vendido como cruda, violenta, y agresiva… en algunos aspectos puede ser, explícitamente, por toma decisiones en la trama, pero la verdad es que no te mueve un pelo la película, como muchos aclaman.