Un detective (Greg Harper) que está averiguando la desaparición de un pibe en su pueblo, comienza con su familia, a experimentar sucesos flasheros en su casa.

La peli está llena de vueltas de tuerca y se va armando de manera bastante inteligente un puzzle que cierra con moño, algunas puede que te las veas venir, pero otras se te caen los calzones.

Lo recomendable es no ver ningún trailer, y adentrarte en la jeta de Helen Hunt porque es lo que más miedo da, no sé qué de hizo esa mujer, pero las cirugías no le pegaron bien. De hecho, no es un detalle menor, porque la mina ya no tiene expresión y te saca de contexto.

Más allá de un detalle u otro de actuaciones de los protagonistas, la peli es disfrutable y hasta a veces, original.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit