Durante el invierno de 1968, treinta años después del estreno de El mago de Oz, la leyenda Judy Garland llega a Londres para dar una serie de conciertos. Las entradas se agotan en cuestión de días a pesar de haber visto su voz está hecha mierda. Al principio todo bien, hasta que de a poco comienza el caos salvaje.

Peli que muestra la biografía desde el lado del ocaso de la actriz, a cargo de una actuación impecable y de Oscar: Renée Zellweger. Tenía en lo más alto a Charlize Theron en Bombshell, pero acabo de ver Judy, y pienso que Zellweger está un escalón más arriba.

La película que retrata a una artista de carácter muy especial, rota, cansada, alejada de sus hijos… podrida de la elite de Hollywood, y todos lo que le manejan la vida. A través de flasbacks vamos a ver su paso por el set de El Mago de Oz,

Es un panorama cruel, un relado, y crítica hacia la industria del cine que le chupa un huevo la salud de sus estrellas, y los toman como una marca, un negocio, un billete andante, y demás detalles que son muy obvios en el rubro, aunque en éste caso, Garland no entendió las reglas del juego, y de tanta angustia terminó con una sobredosis, como les ha pasada a muchos.

Quizás la peli no detalla tanto sobre la vida de la actriz, y el guión no es tan copado, pero entretiene, te da interes, y la matiene Renée Zellweger, ella es la que se pone la mochila y se lleva todo el film, merecido Oscar si se lo lleva.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit