Género policial bien crapero made in Argentina en la que Dolores Fonzi y Diego Velázquez ponen su pareja a prueba cuando la madre de la protagonista (Paulina García) aparece muerta en un accidente doméstico y el dorima sospecha que su suegro Oscar Martínez es responsable de su fallecimiento. 

Ponéle que es un thriller sobre un drama familiar, porque la verdad es que mezcla bastantes tramas, y tiene personajes que están ahí al pedo haciendo a la peli bastante aburrida.

Si hay algo para rescatar son las actuaciones de Fonzi y Martínez, porque el guión y dirección son nefastos. Escenas sin sentido y un forzado mensaje hacia el machismo y el femicidio, una peli oportunista que se nota desde los primeros diez minutos.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit