Law Abiding Citizen, conocida también como “Un Ciudadano Ejemplar“, o “El Vengador“, es una película de F. Gary Gray (The Italian Job, Straight Outta Compton) que cuenta una historia muy similar a The Punisher pero sin el toque flashero y de acción excesiva.

Al tipo, Gerard Butler, le matan a la familia y busca venganza más allá de la justicia y se le caga de risa en la cara al abogado mascapito de turno Jamie Foxx. El film empieza muy bien, las actuaciones son bastantes correctas. Todo viene bien, hasta la banda sonora genérica de Brian Tyler.

Pero señores, todo se encamina para ser un buen thriller hasta llegando a mitad y su recta final. No quiero entrar en spoilers, pero el final es una verdadera PORQUERÍA, rompe todo el contexto de la inteligencia de su protagonista, dejándolo como un reverendo pelotudo. De los peores finales que se han visto en la historia del cine, y es por uno de los motivos que ha recibido críticas de entre 2 y 3 puntos sobre 10.

Esto va a ser bíblico”, dice Butler en un momento. Si, bíblico fue el pelotudeo y la paparruchada que hicieron en la última media hora de metraje. Una pena.

Para el público estándar de IMDb es un peliculón. Para los que hemos visto mucho cine de este género, no.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit