Llega la versión argentina “peronizada” de “Call Me by Your Name” a manos de unos don nadie, con unas tremendas actuaciones que dan pena, sinceramente no sé de dónde han sacado a ésta gente.

Lo pero es la manera en que está filmada, la típica peli que pareciera ejecutada por un tipo que tiene mal de Parkinson, lo bueno, es que pasando la media hora, se dieron cuenta de la cagada que se mandaron, y la cámara se pone un poco más estable.

El guión, es un mal copy paste de Call Me by Your Name, y digo mal porque nunca pasa nada, el pibe que se enamora de su mejor amigo es un cagón que nunca le termina dicienda nada, eso si… dos abrazos y un beso en la mejilla, como que la peli no se quiere arriesgar a mostrar de lo que verdaderamente va… un amor gay. Bueno, quizás no es un amor correspondido, o el otro muchacho era muy macho… no sé, pero lo que sí te da a entender el film es pura basura.

Es un tema en el que se quieren meter de lleno pero no terminan profundizando, y concluye en un producto soso, clichero y de muy malas actuaciones. Disponible en el catálogo de Netflix.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit