Producida por Disney y distribuida por Space, son 13 episodios que relatan la vida del gran campeón argentino que no supo escaparle a la violencia. La serie recorre la investigación del asesinato de Alicia Muniz, su última mujer y madre de su hijo menor, del cual Carlos Monzón es el principal acusado.

También cuenta muy por encima la biografía de Carlos (1942-1995) ahondando muy poco sobre su vida profesional, porque se basa en su mayor parte en el quilombo de la mina, de cómo la mató, por qué, y demás, dejando bastante de lado lo más importante, lo que uno por lo general quiere ver, las peleas, lo profesional que era, y cómo llegó a ser uno de los mejores deportistas históricos, no solo de la Argentina, sino del mundo,

El camino profesional, si bien a veces está representado, se muestra a través de filmaciones reales, resumiendo asquerosamente, y con una edición nefasta, los mejores años de su carrera. Para dar paso a lo que va la serie, que es el juicio, y el asesinato de Alicia Muniz. Por ahí muestran algunas cosas con Susana Gimenez (Celeste Cid), Alain Delon (Fabian Wolfrom) pero todo muy básico.

Y tampoco hacen un buen laburo queriendo contar sobre el juicio, y el ‘femicidio’, porque la edición es horrible, quedan cosas inclusas, como por ejemplo, se cansaron de hablar del tema de la droga, de unas grabaciones, todo queda en la nada, mismo con la ropa que tenía puesta Monzón antes de matar a la mina, que la tuvieron varios capítulos con ese temita… y no contentos con todo esto, hay personajes importantes que desaparecen de una, como el caso de la madre de Muniz (Soledad Silveira), el fiscal (Diego Cremonesi), dato adicional, de fiscal iba a ser Viggo Mortensen, pero al final no se llegó a una negociación exitosa.

Que no se me interprete de machirulo, pero todo el temita del juicio, no es de mi interés, y encima está contado como el orto. En realidad… es como que todo está contado como el culo, la vida profesional, y el asesinato.

Tiene un resumen asqueroso, con situaciones reales filmadas de diferentes medios, y de un minuto a otro pasan años, y de repente te tiran un flashback desubicado. Horrible.

Ojalá algún día hagan una serie pulenta de éste deportista, contando bien sobre sus peleas, su carrera, y demás detalles interesantes de la vida profesional. También dejaron de lado su muerte, el accidente que tuvo, lo resumieron en unas letritas en la pantalla, dejáte de joder.

Cosas positivas, muy pocas, los primeros capítulos están dentro de todo bien, es una serie que te engancha, más allá de los errores, y de los gustos de cada uno. Y las actuaciones de Monzón, tanto de joven (Mauricio Paniagua), como de adulto (Jorge Román) están bárbaras.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit