Película efectiva para entretenimiento de cine random, así podemos definir a Nerve, que si bien trata de tirarnos una idea original y atractiva, prácticamente se queda en el camino por su obviedad. Esto no quita que sea mala, de hecho puede llegar a sorprender en algunos aspectos, en una que otra escena. Parece la típica película de pendejos boludos, pero no lo es.

Una estudiante de secundaria se encuentra a sí misma inmersa en un juego online de “verdad o acción” (truth or dare), donde cada movimiento empieza a ser manipulado por una comunidad anónima de “observadores”.

El soundtrack, tanto el score de Rob Simonsen, una onda gamer ochentosa, como las canciones en sí, de varios grupos indies, son realmente exquisitos. Recomiendo escucharlos porque se van al re carajo.

La sobrina de Julia Roberts y el hermano pequeño de James Franco son practicamente un meh en las actuaciones, pero te distraés con otras cosas.

Podría haber sido peor, pero zafa.