Del director vanguardista Lars von Trier, se divide en dos vólumenes, pero directamente voy a escibir una pequeña reseña de ambas.

Estamos ante una cintadel año 2013 bastante áspera que viaja del erotismo al porno, y es por este motivo que muchos medios de la crítica la sepultaron, simplemente porque muchos no lograron entender qué tipo de cine están viendo. No es porno constante, ni erotismo barato, hay una historia de trasfondo qué contar. Para resumirlo, es una película porno con argumento.

Vi la versión extendida, que no censura nada, y con lo cuál, entre los dos volúmenes son unas cinco horas, y es un puto delirio, destacables actuacion es de Charlotte Gainsbourg, Uma Thurman y Cristian Slater. El guión y el trabajo de cámara son impecables, muy típicos del danés. Es verdad que en momentos llega a aburrir, a veces, alguna historia que cuenta la protagonista es para pasarla por alto y ser más directo, pero así es Von Trier.

Y dijo… inventé un nuevo género con esta película, el Disgresionismo: “Apartarse del tema principal,”. Nos ofrece diferentes tipos de cuestiones de la vida, haciendo preciada la misma y utilizando unos paralelismos con el eje principal del film, al más puro estilo literario.

Todo lo que quieras, pero el tipo te pone el porno como un alerde cultural, social, y musical. El que reprocha esta película es porque no entendió el cine del gordo von Trier. Una persona no grata.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit