No contentos con hacer mierda a un personaje icónico de los 70s en aquella peli del año 2000, ahora Netflix nos mete por el orto un producto plano, comercial, con chistes fáciles y que ni con tres Shaft, si, porque son tres personajes, han podido volver a darle la gloria al original.

Tampoco era una sopresa de que iba a ser una mierda, tenemos al director Tim Story de la infame Fantastic Four y Ride Along, a un Shaft de mierda como Samuel Jackson, le metemos a un hijo que es un comediante de mala muerte, y su abuelo que es un pistolero malote retirado, y le sumamos como productora a Netflix… ya está, bingo.

No hay mucho más para acotar, bueno sí, que el argumento es una cagada, predecible, plano, cero original y repleto de gags pelotudos.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit