La idea es copada, aunque sea otra peli más sobre Bonnie y Clyde, se nos muestra la perspectiva desde quién los acribilló, el ex Texas Ranger Frank Hamer, el problema? Que es de Netflix!

Si bien la historia puede sonar interesante, peca de que es super aburrida, sinceramente a nadie le importa el cara de culo de Frank Hamer, quizás si mezclaban entre él y los asesinos (que son los que más llaman la atención en la historia real) podríamos haber estado ante una buena peli.

Año 1934. Frank Hamer (Kevin Costner) y su compañero Manny Gault (Harrelson) son dos ex Ranger de Texas que sufrieron el reinado de robos de Bonnie & Clyde. Ambos fueron asignados como investigadores especiales de un caso que trajo de cabeza a banqueros y policías por igual, y que se llevó por delante la vida hasta de trece agentes de la ley ante la incredulidad del pueblo.

Hay algunas incoherencias entre el guión y los hechos verídicos, aunque los últimos 10 minutos de film están muy bien logrados y es tal cuál como sucedió. Si hay algo positivo es la fotografía y el montaje, la dirección tampoco está mal, a cargo de John Lee Hancock (The Blind Side, Saving Mr. Banks, The Founder) Aunque a rasgos generales, la peli es un embole y tiene bastantes problemas de ritmo, escenas de más que no le interesan a nadie.

Existen muchas pelis sobre Bonnie & Clyde, y casi todas son mejores que ésta producción de Netflix, recomiendo cualquiera, no importa el año.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit