Un joven matrimonio de negros le compran una casa de 3 palos y pico así como si nada a Dennis Quaid, pero éste se obsesiona con la mina y la empiza a acosar a diario, ni hablar de que el tipo tiene un tema con la casa y no quiere dejarla, entonces de repente hay escenas en que aparece cortando el césped del patio… cosas así de intruso.

Peli que debería haber sido lanzada directamente a televisión, porque es el thriller más boludo y sin alma de 2019.

Un paseo por todos los clichés del género, y como no, unos personajes de mierda, superficiales y a un villano ultra básico que ya se ha visto mil veces. Lo más triste no es Quaid, sino el personaje de Meagan Good que salta de lo ridículo a la estupidez.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit