Hal (Timotheé Chalamet), es un príncipe que ha abandonado las responsabilidades reales para vivir en libertad entre la plebe. Sin embargo, ante la muerte de padre, el loco se ve obligado a ser el nuevo rey: Enrique V. Después de su coronación, el joven monarca tendrá lidiar con la corrupción, una guerra que le viene de arriba y mil responsabilidades.

Viniendo de Netflix, mucho no podemos pedir, pero ésta película es de las muy pocas que aprueban, su producción es bastante correcta, como así también el guión y una cinematografía de época espectacular.

Sorprendentemente, las escenas de guerra están muy bien logradas, y a todo esto se suman unas muy buenas actuaciones, tanto de Chalamet, como de Joel Ederton, y llegando al final se suma Robert Pattison que suma un cierre del film muy digno.

De las mejores adaptaciones de Enrique V que podés encontrar.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit