Ni la mejor, ni la peor peli de Clint Eastwood, pero garpa verlo a él actuando después de su última aparición en 2012 ´Trouble with the Curve´. Escrita por Nick Schenk (Gran Torino) La película tiene a un personaje conflictivo, muy viejo y con un gran carisma, incluso estamos ante una cinta muy personal de Clint, que resulta entretenida,con humor negro y para nada políticamente correcta, lo cuál fue algo que le hizo la cruz en los Oscars de 2019.

A Earl Stone (Eastwood), un octogenario que está en quiebra, solo, y que se enfrenta a la ejecución hipotecaria de su negocio, se le ofrece un trabajo aparentemente fácil: sólo requiere conducir. Pero, sin saberlo, Earl se convirte en traficante de drogas para un cártel mexicano, estereotipos quién te conoce? Y pasa a estar bajo el radar del agente de la DEA Colin Bates (Bradley Cooper) Es una historia sobre el trabajo, la familia, el dinero, y los mexinarcos.

Acompañan al cast, su hija, Alison Eastwood, Jackie Prucha, Laurence Fishburne, y Taissa Farmiga, un genial Andy Garcia, pero quien se lleva la gloria es Clint en un papelazo.

Buena peli, con doble mensaje, y quizás sea la despedida de una leyenda viva, una bestia del cine, tanto como actor y director, aunque de más está decir que se siga conservando por muchos años más y seguir difrutando de su talento.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit