Una minita prodigio obsesionada con alcanzar la perfección tocando el violonchelo se topa con otra grosa como ella, se garchan, se van juntas de viaje, y de repente se pudre todo.

La primera media hora de la peli pinta re interesante, pero es que a partir de allí… ¿lógica quién te conoce? ¿En qué momento el guión se fue a la mierda y apareció la boludes?

Es que la peli te saca de contexto, al empezar de una forma serie e interesante, y luego es como que el guión pasó por un pibe de 12 años y una feminista de éstas que hacen quilombo con los pañuelos verdes. Ni pies ni cabeza tiene el desarrollo, y encima la peli busca justificarse de manera muy pelotuda. Y supongamos que ya fue, que la peli tomó otro rumbo y ya te diste cuenta lo ridícula que se puso… pero es que se volvió muy tonta, no se puede seguir viendo esto… ah… cierto, me olvidaba que estaba viendo una peli de Netflix, tendría que haber sabido…

En fin, no quiero entrar en spoilers, pero el desarrollo y la relación entre las dos minas es cualquiera, y las justificaciones de sus actos, sobre todo de la flaca alta (no de la negra) es patético. El final es de risa.

Es de esas pelis que tratan al espectador de boludo. Una pena porque empieza copada.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit