Taylor Schilling (Orange Is the New Black, Argo) está preocupada por el comportamiento perturbador de su hijo, está convencida de que algo sobrenatural está transformando la vida del pendejo.

Que su hijo diga malas palabras y revolee cosas por el aire, no significa que esté poseído, pero en ésta peli, si, y urgente tiene que ir a un chamán para que lo controle…

The Prodigy, o Maligno, es un terrible cliché que se asemeja a Chucky, pero en vez de poseer a un muñeco, lo hace con un nene. Y es una pena porque empieza bien, pero al rato ya empieza a mostrar la hilacha y a caer rápidamente en la decadencia y el aburrimiento.

Un metraje totalmente irrelevante con un pésimo final, y si hay algo que rescatar es la actuación del pibe, la fotografía, y la ambientación.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit