A comienzos de los años 80, un pequeño grupo de agentes del Mossad elabora un plan para rescatar y evacuar a cientos de etíopes judíos desde Sudán con destino a Israel. Es una película de Netflix que trata de ser ‘Argo’, o ‘Munich’, pero como tal, carece de alma y te provoca un tremendo embole.

Que Chris Evans mejor siga haciendo pelis de Marvel porque está hasta las bolas, el loco es de madera actuando. El desarrollo tiene terribles problemas de ritmo, la edición es cualquiera y el guión no logra su cometido, el suspenso se rompe y se convierte en un film aburrido.

Es un thriller que apenas termina ya te la olvidaste, no hay mucho más que acotar, porque sinceramente, la vi hace un par de semanas y ya ni me acuerdo cómo termina…

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit