Goksung o también conocida como “The Wailing” es una película surcoreana que mezcla el thriller con lo sobrenatural. Una cinta que recibió muy buenas críticas no solo de parte de los especialistas sino también de la gente.

La primera media hora parece que va a ser una mierda, y hasta de comedia barata, pero a partir de allí la cosa se pone muy, muy rara, y seria. Tenés de todo: fantasmas, exorcismos, demonios, zombies, chamanes, y más del pack.

Decir que una película es de terror es muy dificil hoy en día, llamémosle horror.

Es buena, no me extrañaría que de acá a unos años, algún yanqui de turno quiera “norteamericanizarla”.

Este es el camino que debe seguir el género, así como lo hizo The Vvitch, It Follows, A Girl Walks Home Alone at Night, Hereditary, y hasta The Babadook. Este es el ejemplo de que se puede hacer horror sin CGI.

Lo único que la mata es la duración, 2hs y media. Excesivo para mi gusto, si le quitaras una hora hubiese quedado casi perfecta.