Si el profesor hubiera visto ésta peli se hubiera imolado como Denethor en Minas Tirith.

Un pobre biopic del escritor, lingüista y profesor universitario J.R.R. Tolkien (1892-1973), autor de “El Señor de los Anillos” y “El hobbit” entre otras muchas obras. Explora de manera muy mediocre los años de formación del escritor en su búsqueda de la amistad, el amor y la inspiración artística en el grupo de inquietos estudiantes del que forma parte. Con una edición terrible, que mezcla su paso por la Primera Guerra Mundial, su infancia, y adolescencia, hasta que de repente se vuelve un adulto, y fin, dejando de lado su paso cuando publicó El Hobbit, sus cruces con C. S. Lewis (Narnia), sus relaciones con las productoras que quería hacer películas de sus libros, y demás cuestiones interesantes que brillan por su ausencia.

Nicholas Hoult interpreta al joven Tolkien junto con unos personajes con ausencia de carisma y alma (Lily Collins es Edith Bratt) Con momentos y escenas para el olvido, que no le hacen justicia al Profesor.

De las peores películas biográficas del año. Una pena.