Si estás a punto de cortarte las venas, o sos muy depresivo, o simplemente tuviste un día de mierda, no veas “Umberto D“.

El tipo es un jubilado que intenta sobrevivir con su miserable pensión. Sumido en la pobreza, vive en una pensión de ultra mierda, cuya dueña lo trata como a una rata porque no consigue reunir el dinero necesario para pagar el alquiler de su triste habitación. Los únicos amigos que tiene en este mundo son una joven criada y sobre todo su perro, quien es el único que le da fuerzas para vivir y no suicidarse.

Tercer título de la trilogía neorrealista (junto con “Ladrón de bicicletas” y “Milagro en Milán”) del actor, productor y realizador italiano Vittorio De Sica (1902-1974) y del guionista Cesare Zavattini.

El film compone un entrañable y conmovedor retrato de los problemas con los que se enfrenta un jubilado a causa de la insuficiencia de la pensión, las desatenciones que recibe de sus antiguos compañeros y amigos y la desconsideración con la que es tratado por parte de las personas de las que depende, la vieja qliada de la casera.

Cine social que te deja del re culo. la peli que consagró al neorrealismo italiano, y la mejor dentro del tema.

Una historia pequeña que es contada casi a la perfección, que no se anda con tantas vueltas, y no necesita de grandes apartados técnicos para mostrarte la cruda realidad que hasta el día de hoy sigue afectando a muchos.  Joya del cine italiano, y una de las películas más tristes que he visto. “Puta bida”.