David Robert Mitchell, el director que nos sorprendió con una de las mejores pelis de terror en el 2014 ‘It Follows‘, nos trae una historia de crime super flashero y surrealista, de lo más WTF de 2018.

Se nota el estilo de David Lynch, no se puede negar, aunque tiene su propio espíritu, y nos cuenta, de manera directa o indirecta, que hoy en día todo está inventado y lo mucho de lo que pensás que está bien, en realidad está mal, y viceversa. La peli está llena de metáforas y mensajes ocultos, los cuáles posiblemente tengas que verla dos veces o repasar alguna escena.

Andrew Garfield nos pone en la piel de un pibe de Los Angeles que está muy al pedo y descubre a una nueva vecina sexy y misteriosa que de repente desaparece. Y está tan, pero tan al pedo, que se pone a investigar qué le pasó y ahí empieza la flasheada, porque el tipo se fija en cosas que ninguno de nosotros haría, y se va metiendo, poco a poco, dentro de una sociedad oculta, que nada tiene que ver con lo mundano.

Es una peli rara, si, tiene sus boludeses, y como no, partes aburridas o diálogos pelotudos que la cagan, pero en rasgos generales, está para darle una oportunidad y fumársela bien fumada.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit