El dúo de directores de The Stakelander (película sobre vampiros que es muy mala) nos traen ahora una comedia negra con tintes de thriller y gore. El payaso Pennywise y la minita de It Follows son unos ladris de cuarta que irrumpen una casa y se dan con que en el sótano hay una nena secuestrada.

La primera impresión resulta original, está bien actuada, se deja llevar pero los problemas caen después de la media hora en donde ya te das cuenta de todo lo que pasa y adivinás el final.

Los malos malotes están re bien interpretados y es el lo único que zafa, porque lo demás da ocote. Se la pasan haciendo del gato y el ratón utilizando los mismos recursos uno y otra vez y llega a aburrir.

Ya cuando vas pidiendo la hora te ponen un final re obvio, clichero, y con muy poca imaginación.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit